2021-07-04T19:53:35.262Z2021-07-05T07:23:47.432Z
Sunday, Jul 4, 2021

El papel de la confianza de los trabajadores en la innovación. ¿Cómo potenciarla?

Salta a la vista que la confianza es un valor que suma en las organizaciones, ya que es vital para el sentimiento de equipo y pertenencia al grupo. De hecho, no nos sorprende que las empresas que gozan de un mayor grado de esta cualidad sean las más ágiles, lo que a su vez repercute directamente en la innovación de la que hacen gala. A continuación vamos a explicarte por qué la confianza es uno de los pilares básicos para innovar en las compañías.

La importancia de la confianza en los procesos de innovación

Desde el punto de vista empresarial, se sabe que las organizaciones en las que existe poca confianza tienen procesos lentos. Es decir, que trabajan a baja velocidad y sus costes son altos. Por el contrario, las empresas que disfrutan de mucha confianza tienen costes bajos y sus procesos son rápidos.

Puede que te preguntes: ¿qué tiene esto que ver con la innovación? Pues bien, para que esta fluya los colaboradores deben percibir que la dirección confía en ellos, teniendo la seguridad de que el pensamiento innovador forma verdaderamente parte de la organización y de que sus ideas van a ser tenidas en cuenta y valoradas de una manera justa. Cuando no es así, y no existe un apoyo real a la innovación, los empleados tendrán falta de confianza en el proyecto innovador. ¿Cómo van a involucrarse ellos si los líderes de la empresa no mantienen una actitud innovadora? Parece lógico, ¿verdad?

Por este motivo, la confianza es un bien preciado. Sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un intangible muy delicado, debido a que es un valor que solo puede construirse con el paso de los años, teniendo además unas bases frágiles que pueden destruirse en muy poco tiempo.

Esto nos lleva a afirmar que establecer una cultura de la innovación en una compañía requiere tiempo, y no es una tarea para los líderes que piensan únicamente en proyectos a muy corto plazo. Como hemos mencionado en otras ocasiones, innovar desde el interior de la organización requiere transformar los cimientos sobre los que esta se asienta. Es decir, que es necesario cambiar de verdad la manera de hacer y de pensar. No se puede innovar sin confianza, y no se puede conseguir esta si no se producen cambios profundos a nivel organizacional.

Ventajas de cultivar la confianza de los empleados en la empresa

Normalmente, la innovación involucra a varias personas (puede que a todo un equipo), lo que hace que el clima de confianza sea importante no solo en el plano vertical, sino también en el horizontal. Es primordial que el sentimiento de confianza se extienda a toda la organización y en todas las direcciones, ya que es una de las piezas fundamentales para que el espíritu innovador florezca.

  • Cuando reina la confianza, esta es recíproca; eso significa que existe una reafirmación entre los diferentes miembros del grupo. En lo que respecta a la innovación, este hecho tiene un efecto positivo importante, dado que cuando una persona aporta una idea va a recibir apoyo, validación, feedback y un refuerzo positivo por su contribución.
  • La confianza favorece el sentimiento de equipo. Aunque se valore y considere a cada colaborador de manera individual, se reconoce su valor como miembro de un equipo con objetivos y logros comunes.
  • Por otro lado, la perseverancia también está muy ligada a esta cuestión. Esto se debe a que, si los trabajadores saben que frente a las dificultades cuentan con el apoyo de la organización, se sentirán más preparados para hacer frente a las adversidades y a luchar por el bien común.
  • Por último, la confianza tiene que ver con no tener miedo a expresar las opiniones propias y a sentirse cómodo para abordar las ideas que surgen. Obviamente, dichas circunstancias favorecen la innovación.


Claves para fomentar un clima de confianza en las organizaciones

En la generación de confianza todo cuenta. Por ello, vale la pena que prestes atención a los detalles. No olvidemos que en la comunicación todo vale, y que los empleados son nuestro primer público objetivo.

Ética e integridad

Por razones obvias, el talento de las empresas tiende a confiar mucho más en las organizaciones que tienen prácticas empresariales éticas y que se ciñen siempre a la legalidad. Esto, que cae por su propio peso, a veces se pasa por alto, no dándosele la importancia que merece. Del mismo modo, se espera de los líderes una coherencia entre sus actos y palabras que transmita integridad.

Gestión de fracasos y éxitos

Puede que alguna vez hayas visto a algún directivo que hace propios todos los éxitos y ajenos los fracasos. ¿Te suena? La actitud frente a un fracaso o un éxito dice mucho de las personas que hay detrás de un equipo y de su capacidad para generar confianza.

Por un lado, es importante saber gestionar los fracasos de una manera positiva e incluso sacándoles partido. Y, por otro, resulta clave el compartir los éxitos con el equipo que ha participado de ellos, con compañerismo y honestidad.

Transparencia

Tanto si estás inmerso en procesos de innovación como en otros asuntos laborales de relevancia, te recomendamos que compartas de manera frecuente el punto en el que estos se encuentran. Si no lo haces, es normal que se cree un vacío de información que podría no interpretarse bien o generar desconfianza. La máxima es hablar siempre alto y claro, para no dar lugar a confusiones.

Comunicación interna

Es preferible no dar cosas por sabidas. Una comunicación fluida con los empleados evita muchos problemas. Por ejemplo, previene rumores y malentendidos. Además ayuda a que toda la empresa se sienta parte del proyecto común y participe de los logros obtenidos.

A su vez, esto permite que la comunicación sea bidireccional. Recuerda que puedes enriquecerte mucho de este intercambio con tu equipo.

Colaboradores de confianza

A la hora de contratar talento, intenta seleccionar a personas de confianza que destaquen no solo por su currículum, sino también por sus principios, y que cuenten soft skills que vengan bien al ambiente de la compañía. Elegir a las personas adecuadas contribuirá a crear un buen clima laboral que beneficiará a todos.

Empatía

Los empleados deben saber que la empresa les escucha y les comprende en sus necesidades y situaciones particulares. No olvides nunca ponerte en el lugar de las personas de tu equipo: este ejercicio no solo te dará otro punto de vista y te ayudará a entender sus demandas, sino que te dará credibilidad frente a tus colaboradores.

Humildad

Los líderes que actúan con soberbia pierden rápidamente la confianza de su equipo. Sin embargo, reconocer los errores, actuar con honestidad y ser una persona accesible son rasgos muy apreciados dentro de las organizaciones, favoreciendo la seguridad y la credibilidad.

Liderazgo positivo

Un líder positivo, y en este caso un líder innovador, es una persona que en lugar de mandar, motiva. Esto, que puede parecer complicado para algunas compañías por su resistencia natural al cambio, es mucho más fácil de lo que parece.

Esta forma de entender el trabajo en equipo da mejores resultados y es más sostenible a medio y largo plazo. Un verdadero líder contará siempre con el apoyo y la lealtad de sus colaboradores, ya que estos se sienten verdaderamente alineados con los objetivos de la compañía.

Evitar la inestabilidad

Este aspecto es aplicable a todo en la empresa. Por un lado, a los líderes: los cambios bruscos en la actitud o el comportamiento generan una desconfianza inmediata. Alguien que vacila en sus decisiones y da giros de timón de un día para otro no suele ser digno de la lealtad de su equipo, porque se percibe como incierto.

Además, en lo que respecta a la empresa, cuando esta no es percibida como un proyecto estable lo habitual es que los trabajadores piensen en abandonar el barco en cuanto puedan. Algo así debe evitarse a toda costa.

Actitud positiva

¿Quién querría seguir a alguien negativo? Tú tampoco, ¿verdad? Las personas que están al frente de la empresa deben ser individuos con una visión positiva y resolutiva cuando aparecen dificultades. Esta actitud eficaz transmite tranquilidad y certidumbre a los que se encuentran a su alrededor.

Equidad

Otro de los valores clave a la hora de promover la confianza interna es la justicia. Nos referimos, por ejemplo, a ofrecer un trato justo a las personas, recompensando de manera adecuada a aquellos que hacen un buen trabajo o una aportación útil.

Empoderar

Cuando delegamos en los miembros de nuestro equipo tareas importantes y de responsabilidad, no solo conseguimos repartir el trabajo y ser más eficaces, sino que transmitimos la confianza que depositamos en ellos. Cabe recordar que la confianza es recíproca: cuando la ofreces, la recibes igualmente.

Llegados a este punto, seguro que eres aún más consciente de la importancia de la confianza para incentivar el pensamiento innovador. ¿Has pensado en cómo puedes aplicar estos principios para impulsar la innovación en el seno de tu organización? Si es así, cuenta con nuestro equipo para ayudarte a adoptar la cultura innovadora que te permita establecer los cambios organizacionales que necesites. Contacta con nosotros y te contaremos mucho más.

Related articles

El papel de la confianza de los trabajadores en la innovación. ¿Cómo potenciarla?
¿Es lo mismo un coach que un mentor?

Related tags

Latest Articles
Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre el uso que haces de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis que pueden combinarla con otra información que les hayas proporcionado o que hayan recogido del uso que haces de sus servicios que pueden combinarla con otra información que les hayas proporcionado o que hayan recopilado a partir de su uso de sus servicios. Tú consientes nuestras cookies si sigues utilizando nuestro sitio web.
ok